lunes, 5 de octubre de 2009

Aprende a ser creativo en 10 cómodos pasos

¿Quieres ser creativo? ¿Te apetece presumir de tus brillantes ideas en fiestas y demás reuniones sociales? ¿Tu novia o novio son de los que se quedan embobados con las películas independientes de argumentos peregrinos? o, simplemente, ¿quieres encajar o decidir quién encaja? A continuación esbozaremos los 10 (nótese que lo pongo con número por cuestiones de marketing) pasos más importantes para triunfar como creativo en tu profesión (sobre todo te serán útiles si te dedicas a esa cosa mal llamada "mundo empresarial"):

1- Sé raro: es absolutamente imposible ser creativo si te duchas y te peinas todos los días. Nadie con una camisa blanca inspira la menor confianza a la hora de parir nuevos conceptos. En caso de que tu guardarropa sea excesivamente pulcro, tranquilo, aún hay esperanza. Bastará con que, por ejemplo, arranques una manga a cada una de tus prendas.
Consejo: Muéstrate vulnerable, pues tu futuro profesional pasa por ser diferente: la ropa no es amor.

2- Drógate mucho: como no todo es imagen, es fundamental que no sólo tu armario esté manga por hombro, tu cabeza también debe estarlo. Empieza con sustancias flojas, pero sé creativo desde el primer momento: la cerveza no nos sirve. El cajón de las medicinas es todo un filón, ya que probablemente puedas encontrar en él excitantes y calmantes por doquier. Las efedrinas y el valium pueden ser un gran comienzo, sobre todo si empiezas a llevarlas en un pastillero de alegres colores. Intenta comerte tres o cuatro de cada por día. Sabrás que ha llegado el momento de pasarte a lo duro cuando empieces a sentirte mal con tu régimen diario. Confía en tu cuerpo, él será tu mejor aliado.
Consejo: Según empieces a medrar en tu nueva profesión, recuerda que la apología de las drogas te será de gran ayuda. En caso de que seas uno de esos "tipos sanos", olvida tus miramientos y aprende a liarte porros que después se fumarán los demás. Puedes comentar que dejaste las drogas porque ya no te ayudaban a crear y te embotaban la mente. Sólo hay una cosa más guay que ser un drogadicto, y es precisamente ser un ex-drogadicto.

3- Tatúate: ¿son los bebés creativos? Puede, pero ¿a quién coño le importa? Tu piel de bebé necesita ser adornada cuanto antes con arte corporal o cicatrices de pinchazos. Nadie te tomará en consideración como creativo a no ser que vivas completamente al margen de la sociedad. Los tatuajes que no se ven, no puntúan. Las formas simples sobre la piel pondrán de manifiesto que conservas tu visión infantil de las cosas: bienvenido al mundo mágico de Narnia, donde todo es posible.
Consejo: Unas estrellas junto a los ojos, o una luna con rasgos de anciano gordo pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre el yonki y el artista.

4- Trabaja en las sinergias: una vez que has trabajado tu vestuario, tu piel y tus adicciones, es el momento de buscar alianzas estratégicas. ¿Recuerdas tu brazo sin mangas? Sácale todo el partido que puedas: tatuajes, depilaciones estrafalarias e incluso una goma ceñida para marcar las venas son solo algunas de las posibilidades. Sin duda, tu nuevo estilo de vida te permitirá alcanzar nuevas cotas en este sentido. No olvides que, a veces, las ideas más estúpidas acaban siendo las mejores.
Consejo: No te cortes intelectualmente, hazlo físicamente en todo caso, para tener originales cicatrices en tus brazos (si optas por este concepto, evita hundir en exceso la cuchilla, pues un leve corte en la epidermis ya dejará marca).

5- Trabaja tu mirada: en ocasiones, cuando empieces a mostrar tus ideas al mundo, éstas pueden ser rechazadas por pequeños detalles. Sin lugar a dudas, la falta de aplomo puede ser uno de ellos. Si tienes dificultad para decir estupideces sin ruborizarte, no te preocupes, es sólo cuestión de práctica y una buena mirada. Ahora que ya has conseguido una apariencia física y mental apropiada a las exigencias de un creativo, no temas refugiarte en ella para que tus opiniones sean tenidas en cuenta. Completa el aplomo que te da tu nuevo físico con una mirada inquietante.
Consejo: Mira firmemente al receptor de tus pensamiento esforzándote por cerrar los párpados hasta que casi no veas nada. Así sabrán que eres un tío serio y que contigo no se juega. Con este truco, cualquier cosa que sueltes por la boca será tenida en cuenta.

6- Juega en mayoría: quien te haya dicho que para ser creativo es fundamental tener ideas, te ha engañado. Lo más importante, de hecho lo único importante, es que seas rápido descartando las propuestas ajenas: no entres siquiera a valorarlas, pues hay mucho becario listillo que puede intentar fastidiarte. ¿Recuerdas el factor de la mirada? Tan importante como ésta es hacer camarilla con otras personas a la hora de rechazar propuestas. Para ello, no hay mejor opción que la de adornar tu caída de párpados con un ¿por qué? para todo. Para comprobarlo, incluiremos una ficción dramatizada de lo que puede ser tu próximo brainstorming:
- Cliente: necesitamos vender más productos, y acudimos a vosotros en busca de una idea revolucionaria.

- Becario (típico trepa que no cree en tu trabajo y quiere quitártelo): he pensado que podríamos hacer una acción de street marketing. Gente que reparta los flyers mientras baila y...

- Tú: ¿por qué?

- Becario (no subestimes las inseguridades de estos personajes): ...

- Director: Eso es, mejor vamos a trabajar primero el concepto.

Consejo: Así de sencillo. Un ¿por qué? bien estructurado y dicho de forma natural puede posicionarte de forma inmejorable como creativo.

7- El inglés: ¿cojeas con el inglés? Tanto si la respuesta es afirmativa como si es negativa, en realidad da igual. Hay ciertos conceptos que debes repetir constantemente en las reuniones para dejar claro que estás en la vanguardia de lo moderno. Hay otros, pero los siguientes son los fundamentales para empezar:

(Definiciones incluidas en el paquete ampliado del curso)

Astroturfing, buzz, brainstorming, breafing, tuning, timing, marketing, viral action, learning, manager, reflecting, crisis (pronunciado craisis), loan program, seeding, etc. Empieza a decirlas de forma aleatoria, pues te darán un plus de conocimiento frente a los demás, independientemente de que lo tengas o no. Ej.: El briefing tendrá un buzz aplicable a marketing. El timing para el manager no pasará del brainstorming.

Consejo: Las combinaciones son infinitas. Atrévete a reforzar el mensaje con contenidos impactantes en tus camisetas. De nuevo, aprovéchate del trabajo creativo de los demás.

8- Profesionalízate: evita trabajar en vano. Tú eres un creativo, un profeta, Mahoma llamando a la montaña. Sería absurdo que, además de iluminar el camino, tuvieras que construirlo. El trabajo supone un desgaste inncesario para tu boyante creatividad. Todos lo entenderán y te admirarrán por ello.

Consejo: En caso de que aún alguien te exija implicarte en la ejecución, deduce que has hecho algo mal. Quizás sea un problema de caracterización, y tendrás que asumir que es el momento de explorar el campo de los tirantes y el sombrero de ala corta. Mano de santo.

9- Desarrolla tu sentido del humor: por el motivo que sea (que aquí desconocemos) se ha instaurado en la sociedad el cliché de que un creativo debe ser una persona graciosa. Si consigues llevar tu humor hacia un terreno absolutamente ofensivo para los demás, habrás ganado mucho. Algunos de los "hot topics" (añade este concepto al apartado 7) en este sentido serán necesariamente: machismo recalcitrante, antisemitismo, racismo y clasismo extremo, y la joya de la corona, el sexo en todas sus variantes. Por algún motivo que aún no ha sido estudiado en profundidad, la proliferación de estos comentarios ofensivos no sólo despierta la risa en los demás, sino que también deviene en un extraño sentimiento de respeto hacia quien los profiere, dotándole de un aura exactamente opuesta a aquello que expresa. Por ejemplo, si dices "todas las judías son unas zorras" mientras ves La lista de Schindler, tus compañeros de visionado asumirán inmediatamente que eres una persona creativa y muy alejada de cualquier planteamiento nacionalsocialista, y por lo tanto, reirán con alborozo todos tus comentarios subsecuentes.

Consejo: A poco que desarrolles lo que aquí conocemos como "tonalidad irónica", podrás salir beneficiado al decir todas las barbaridades que se te pasen por la cabeza.

10- Odia a tus congéneres: ésta es la clave absoluta del buen creativo. Abuchea a tu entorno, zancadillea a las ancianas, escupe a los bebés. Detesta todo aquello que consiga una mínima consideración social y siempre lograrás ser "el diferente". Citaremos como ejemplo la siguiente situación: si quieres que te suban el sueldo, no tienes más que despreciar el dinero. Con comentarios del tipo "la sociedad sólo entiende de dinero" o "trabajo por pasión, me insultas hablándome de dinero", lograrás que te dupliquen el sueldo en menos de dos meses.

Consejo: desprecia al mundo como el mundo te desprecia a ti. Los creativos no tienen amigos, sólo followers (vocablo a incluir también en el apartado 7).

Cuando hayas cumplido y ensayado todo lo anterior, y tengas un buen sueldo, una gran reputación como creativo y toda la parafernalia, no olvides hacer tu contribución económica al creador de esta lista. Desprecio la pasta y te desprecio a ti, pedazo de mierda, pero debo darte un último consejo: las ideas se acaban, así que pilla todo el dinero que puedas por el camino antes de que esos becarios hijos de puta aprendan a aguantarte la mirada.

6 comentarios:

Carlos Z dijo...

Plas, plas, plas, plas!!!!! Lo jodido es que cumplo bastantes de los apartados y no trabajo de creativo. En realidad esto son consejos para la vida real. Al final todo se reduce a qué imagen tienes que proyectar para ser el "puto genio" del momento ;) XDDD

Lo peor es que funcionan...

Rikus dijo...

Da un poco de miedo que los tengas tan claros, ¿no será que los usas en ocasiones? Bromas aparte, tu estilo irónico resulta abrumador. Ahora sólo te falta construir un nuevo modelo de creativo, el tuyo propio. Ánimo.

wishmaster dijo...

¿Si ya cumples seis de los 10 pasos (en mi caso 3-5-6-7-9-10)el curso ofrece descuentos?

Tío, ¿cuánto tiempo has estado para escribir esto? Bueno, haya sido el que haya sido, bien invertido está. :)

Té la mà Maria - Reus dijo...

muy buen post y muy currado
saludos desde Reus

J dijo...

¿Dónde te parapetas ahora?

pilar mandl dijo...

ja, ja, ja, ja....¡BUE-NÍ-SÍ-MOS!!!!!! VOY A HACER UNA COPIA Y PINCHARLOS EN LA PARED DEL ESTUDIO...
¡Enhorabuena!